En opinión de Clara...

Asertiva y muy clara exponiendo. Analiza las situaciones desde el cuestionárselas, enriqueciendo por tanto el abanico de posibilidades. Se siente muy cómoda en el análisis de los procesos. Está muy conectada consigo misma, se conoce muy bien.

En opinión de Ángel...

Esto es lo que me evocas en este momento: Un americano en París (Gershwin) (https://www.youtube.com/watch?v=EGt000iascg) Sabe desenvolverse en el agitado “tráfico” de la vida diaria. Experiencia y pragmatismo que baja a tierra el trabajo grupal.  Comprometida con ella, con la sociedad y la vida. Sabe disfrutar de las pequeñas cosas. Conectada con su tiempo y sus ritmos, mantiene siempre una mirada hacia afuera, al contexto, que ayuda a situarse en el mundo.  Libertango (Piazzola) (https://www.youtube.com/watch?v=GnyAgOWhMnk) Fusión. De aquí y… de allá; hispanoamérica recorre sus venas. Algo tozuda en algún momento, pero siempre libre y rompedora. Alegre, jovial, traviesa. Las reglas están para saltárselas… o no, según toca. Fluye.

En opinión de Pierre...

Ciudadana del mundo, su experiencia de trabajo con ONG y su implicación en la vida social hacen de Carmen una persona con la mente despierta. Sabe traer estructura cuando el grupo se cree perdido y aporta seguridad. ¡Y tengo que sincerar que compartir un queso y un vino con ella es siempre un momento agradable !


Carmen

Carmen

Soy la mayorcita del grupo y sigo caminando . Me gustaría decir también que soy la abuelita pero ese título me lo tienen que dar mis compañerxs. Tengo la fortuna de haber encontrado a un grupo extraordinario de gente joven, mis colegas de Facilitasana, de los que aprendo permanentemente. Traigo a las espaldas muchos Kms y vivencias de todo tipo. El cambio ha sido y es una constante en mi vida y el anclaje a tierra me lo proporcionan sobre todo mis tres hijos, tres personas maravillosas que también vuelan por el mundo.

Toda mi vida he estado implicada en los movimientos sociales en países y culturas diferentes con el denominador común de la busqueda por un mundo mejor. Al término de mis estudios de sociología y trabajo social, me fuí a Ecuador con un grupo de locxs, ecuatorianxs y españolxs. Vivimos en comunidad dos años en Madrid y despues 10 años en Ecuador, trabajando y viviendo juntos. Años de convivir con comunidades campesinas e indígenas a las que les debo lo que se.

Después otros paises, Bolivia, Perú, El Salvador,Nicaragua, Guatemala, México y Holanda. Siempre trabajando en el marco de la cooperación desde ONGs, agencias de cooperación internacionales hasta ubicarme como consultora independiente con todo tipo de organizaciones y grupos y todo tipo de proyectos.

Me reconocí como mujer al acercarme a los grupos de mujeres campesinas y eso fué amor a primera vista. Desde entonces, y ya son muchos años, me centré en la comprensión y la vivencia de los estudios de género y en el feminismo: trabajos con grupos diversos; investigaciones; proyectos. El mundo de lo privado comenzó a visualizarse como el espacio político primigenio.

Los continuos fracasos en los intentos de cambio social vividos en diferentes latitudes me llevaron a un cuestionamiento profundo de la dirección que estábamos dando a esos cambios. Y percibí claramente que estábamos orientadas hacia cambios estructurales pero apenas si nos “tocábamos” a nosotras mismas. Intentábamos construir un mundo nuevo sin partir de profundos cambios personales. Como dicen en Cuba : No sirvió. Necesitábamos urgentemente un cambio de conciencia capaz de parir nuevos mundos, nueva relación con nosotras mismas; con las otras; con la naturaleza.

A mi regreso a España hace 11 años, después de regresar a la universidad para cursar un master de género, me encontré con la facilitación de grupos y procesos. Y me he vuelto a enamorar.

La facilitación ofrece un bagaje filosófico y un conjunto de herramientas para repensar y sentir el compromiso del cambio a nivel del pensamiento y de las emociones; de la justicia y del amor; para deconstruirnos de nuestros moldes y renacer en nuevos niveles de conciencia. Importan las estructuras, los objetivos y resultados, pero también los procesos, visibles y no tan visibles, los liderazgos; la resolución de los conflictos y el bienestar profundo de las personas empeñadas en esos cambios. La facilitación como concepción holística del cambio. Y consecuentemente, comenzamos por nosotras mismas, por Facilitasana.

Comencé mi formación en facilitación de grupos en el año 2012 con el IIFACE y desde entonces no he dejado mi propia capacitación fundamentalmente en el área de trabajos de procesos ; Planificación estratégica y operativa mediante metodologías y herramientas sistémicas; facilitación y género.

He facilitado fundamentalmente espacios socio- políticos ; ONGs y grupos de mujeres y comienzo mi andadura con la mediación en espacios educativos.

Disfruto con el despertar que provocan las actividades de formación en facilitación con gentes diversas.

Soy socia fundadora de facilitasana y ahí sigo, construyéndonos.